martes, 31 de mayo de 2011

Tarta decorada con Fondant


















Aqui mi primera tarta con Fondant, la hice en Enero para el cumpleaños de mi marido es sencilla, por que no tenia ningun colorante alimenticio en casa, pero bueno para ser la primera no me parece que este mal, no?




Aqui os pongo como hice el fondant de nubes que lo saque de la pagina de morgana (

Ingredientes:
-nubes
-azúcar glass (doble de peso de azúcar que de nubes)
-un poco de agua para humedecer las nubes
-si lo ves necesario, algo de margarina para engrasarte las manos

Ya está. No hace falta nada más. Lo primero, pesa las nubes en un bol de cristal que puedas meter al microondas y anota su peso. Si puedes, parte cada nube en trocitos más pequeños porque se fundirán mejor y habrá menos peligro de que se quemen.

Una vez tienes las nubes listas en trocitos y en su cuenco, utiliza otro recipiente para pesar el azúcar. Si pesaste 200 g de nubes, necesitarás 400 g de azúcar. Si fueron 100 g de nubes, necesitarás 200 g de azúcar y así sucesivamente. Siempre doble cantidad de azúcar que de nubes. Yo utilizo para manejar esto (no tengo amasadora) una tabla de plástico antiadherente que compré en “Club Cocina”. Hago un volcán con el azúcar que he pesado en la tabla:y me voy a las nubes.

Bueno, no es que se me vaya el santo al cielo sino que me pongo a trabajar con las nubes para fundirlas… Para facilitar que la nubes se fundan, las salpico con un poco de agua (meto la mano bajo el grifo y las salpico un poco). Luego revuelvo un poco las nubes con las manos para que se humedezcan. No hay que echar mucho agua, para 200g de nubes, con una cucharada de agua a lo mejor hay bastante. Una vez hecho esto, fundimos las nubes en el microondas.

Lo del microondas es para cogerle el truco con la experiencia. Yo el mío lo pongo a media potencia y ya más o menos le tengo cogido el truco en cuento a tiempos. Con el tuyo tendrás que ir probando. Las primeras veces, mete las nubes, déjalas sólo unos segundos y sácalas. Así irás viendo cuándo tardan en fundirse y si tienes que bajar la potencia o quitar o poner tiempo.

Yo, en mi micro, cuando es poca cantidad de nubes (cuanta mayor sea la cantidad, más tardarán), programo unos dos minutos a potencia media. Pasado un minuto, saco las nubes y las revuelvo un poco.

Como véis, no están del todo fundidas, pero revolverlas ayuda. Las vuelvo a meter al micro hasta que pase otro minuto, las saco y sigo revolviendo.Hasta que están todas bien deshechas.

Tened en cuenta que el azúcar guarda mucho el calor y, aunque al sacar del micro queden aún trocitos de nubes sin fundir, darles unas vueltas y aplastar los trocitos con el dorso de la cuchara es suficiente muchas veces para que todo quede bien fundidito, sin necesitad de volver a meter el bol en el microondas, cosa que con toda seguridad llevaría a que las nubes se calentaran más de la cuenta. Tened cuidado con esto y también tened cuidado de no quemaros.

Bien, ahora hay que echar esta crema de nubes fundidas sobre el volcán de azúcar glass que teníamos en la tabla:

y… ¡¡¡ a mezclar se ha dicho!!! Al principio yo usé las manos (demasiado pringoso), cuchara de madera (demasiado pringoso), cuchara normal (demasiado pringoso), un cuenco en vez de una tabla (demasiado pringoso). Vamos, que todo me parecía demasiado pringoso.

Sólo veía una solución: pringar a otro para que me amasara aquél engrudo, pero como no tenía a nadie a tiro, mi cerebro debió asociar de alguna forma la elaboración del fondant con la forma en que debí ver en mi niñez que los albañiles hacían el cemento moviéndolo con una pala (si hay algún psicólogo entre el público, que me eche una mano) y, desde entonces, amaso el fondant valiéndome de una pala de esas de recoger las verduritas partidas para hacer la comida.¡ Mano de santo ! Así puedo mezclar y remezclar con esta “pala” sin apenas mancharme las manos.

Y, cuando ya está casi listo, me engraso un poco las manos con mantequilla para que no se me pegue demasiado la masa y… entonces sí que pongo “manos a la obra” y lo amaso ”como está mandao” hasta que tengo una masa fina, elástica y uniforme que da gusto trabajar.

Si es necesario, puedes teñir esa masa de los colores que gustes. Eso sí, mejor utiliza colorantes en pasta que no “aguarán” la masa.

çYa tienes listo tu fondant de nubes. Guárdalo bien envuelto en plástico de cocina en la nevera y deja que se ponga a temperatura ambiente antes de usarlo (puedes incluso meterlo unos segundos en el micro). Eso sí, como siempre, una vez hayas cubierto tu tarta con el fondant, ya no la metas a la nevera, es muy probable que con la humedad de la tarta y la condensación el fondant se te estropee.

¡Ah! en las fotos del paso a paso están mezcladas las que hice para un fondant blanco y otras de fondant rosa. Las de fondant blanco quedaron quemadas y he sustituido algunas con las de fondant rosa, que se ven mejor, por eso están mezcladas. Espero que el proceso se haya entendido bien y que alguien se anime ha hacer este tipo de fondant, es realmente fácil y funciona muy bien


sacado de la pagina de morgana. Tartas con magia http://blogolosas.com/index.php?op=ViewArticle&articleId=4&blogId=2













La fondant la hice yo misma con nubes blancas y rosas.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario